Descubren nuevas especies de peces que viven a 7.5 km de profundidad │

in Noticias

Los peces babosos se llaman así por su aspecto gelatinoso y grasiento; tienen el cuerpo alargado y no tienen escamas.


28/01/19

La fosa de Perú-Chile, también llamada fosa de Atacama, abarca aproximadamente seis mil kilómetros de longitud en la costa oeste de América del Sur. En la zona hadal, como se conoce a las profundidades por debajo de los seis mil metros, descubrieron tres especies de peces babosos, de la familia Liparidae, según reveló la Universidad de Newcastle en un comunicado.

Los científicos e ingenieros de esta universidad han sido pioneros en el uso de tecnología para explorar el fondo marino. Ya que, están equipados con trampas y cámaras HD que han registrado más de 100 horas de vídeo y 11 mil fotografías en el lecho marino. Estas expediciones revelaron la existencia de estas nuevas especies.

Los expertos, para llevarlo a cabo, introducen una trampa, que puede tardar hasta cuatro horas para que se hunda hasta el fondo y después tienen que esperar de 12 a 24 horas adicionales para detectar a los peces. Es importante resaltar que envían una señal acústica que atrae a la vida marina.

“Estamos muy seguros de que las especies son nuevas, pues no hay buenos registros a esas profundidades y, además, los peces babosos se encontraban hasta ahora en un rango de profundidad muy reducido”, explica Alan Jamieson, investigador principal de la expedición, también de la Universidad de Newcastle, a National Geographic España.

Los peces babosos se llaman así por su aspecto gelatinoso y grasiento; tienen el cuerpo alargado y no tienen escamas. Lo increíble de estos peces, aparte de su apariencia translúcida, es que viven en el fondo del Océano Pacífico, donde no tienen competidores ni depredadores.

“Se adaptan perfectamente a la presión extrema de las profundidades gracias a su estructura gelatinosa, de hecho, las estructuras más duras de sus cuerpos son los huesos del oído interno, que les dan equilibrio, y los dientes. Sin la presión extrema y el frío que soportan sus cuerpos son extremadamente frágiles y se deshacen rápidamente cuando son llevados a la superficie”, explica el experto Thomas Linley.

Las nuevas especies aún no han sido descritas científicamente, de momento se conocen como el pez baboso rosa, el azul y el morado.

A continuación, les mostramos un video que muestra cómo se pudo realizar este importante descubrimiento que estuvo conformado por un equipo de 40 científicos de 17 naciones.

UniradioInforma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.