Una candidatura anunciada

in Opinión

BASE DE DATOS

Juan Arturo Salinas
Juan Arturo Salinas

Baja California llega  este 2019 a un proceso electoral en que el reacomodo  de fuerzas políticas anticipa un golpe de timón para un estado que hasta hace pocos años seguía siendo un firme bastión azul pero hoy  se gesta un movimiento social que tiene la firmeza de que Jaime Bonilla Valdez despachará en Centro de Gobierno en Mexicali desde el 1 de noviembre de este año. Si el ejercicio del poder se traduce en un desgaste, se entiende que llegó el momento de un relevo que ya se huele natural. No se trata solo de un partido, que lucha por encontrar sus métodos y caminos, sino de un movimiento social, similar al que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República.

Basta pasar por la avenida Internacional, por la Juan Ojeda Robles o por Paseo de los Héroes y José Gorostiza para percibir la efervescencia, o en su caso la agonía, de los partidos políticos. En una entidad donde el código de colaboración entre el sector empresarial y las autoridades era la absoluta alineación, la contribución y la discreción, era más rentable trabajar de la mano del gobierno en turno para acrecentar el capital.

Pocos empresarios se atrevían a enfrentarse a gobiernos que cada día cobrabas más poder a fuerza de hacerlos cómplices de sus negocios.
Ahora, un empresario que eligió una ruta con sentido social, se enfrenta a un poder que ya se desgastó y que llegó con las buenas intenciones de acabar con un priismo desgastado, hasta hoy que el desgaste ya le llegó también.

Bonilla Valdez llega a la postulación que hoy detenta a fuerza de una trayectoria de trabajo que primero le abrió el camino al Senado, y después a la coordinación estatal de los Programas de Bienestar, y de ahí a la candidatura a la gubernatura sin escollos relevantes. Y es que un hombre tiene que dar respuesta a los planteamientos que se nos presentan y no puede darles la vuelta, a riesgo de que su hueco sea llenado por otros poderes con los que no necesariamente coincide.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.