Señala especialista que en primavera aumentan reacciones alérgicas │

in Salud

Las reacciones alérgicas pueden ser leves o severas, y de acuerdo al grado pueden incluso poner en riesgo la vida de las personas.

15/03/19

La contaminación y la microbiota intestinal alterada están asociadas a una mayor respuesta del organismo hacia factores alérgenos como polen, ácaros del polvo casero, algunos alimentos y veneno de animales.

Las reacciones alérgicas pueden ser leves o severas, y de acuerdo al grado pueden incluso poner en riesgo la vida de las personas.

Se estima que 30 por ciento de la población tiene alergias y 40 por ciento rinitis alérgica. Los cuatro síntomas característicos de esta última son moco, estornudo, comezón y obstrucción nasal.

Aunque es fácil de detectar, únicamente 5 por ciento de las personas que la padecen tiene un diagnóstico certero, mientras que el porcentaje restante está subdiagnosticados, destacó el alergólogo e inmunológico del Instituto Nacional de Pediatría (INP), Gerardo López Pérez.

Agregó que en las reacciones alérgicas puede haber también dolor abdominal, sibilancias (ruidos respiratorios), tos, ansiedad, diarrea, dificultad para deglutir, mareo o vértigo; hinchazón de rostro, ojos o lengua, e incluso pérdida del conocimiento.

Durante la presentación del antihistaminico cetitizida orofispersable, la alergóloga del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), María de la Luz García Cruz, expresó que al llegar la primavera aumentan las alergias por una mayor presencia de polen, polvo y otros alérgenos.

Explicó que con la contaminación a ambiental y cuando en el intestino hay “más bacterias malas que buenas”, hay una reacción inflamatoria y eso favorece las reacciones alérgicas haciéndolas más severas.

Destacó que hay zonas de la Ciudad de México como la Alcaldía de Iztapalapa donde hay una mayor presencia de pólenes en comparación con Coyoacán, que es menor y en ocasiones eso tiene que ver con la dirección de los vientos.

Uniradio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.