A 10 años de la pandemia de influenza que sorprendió a los mexicanos│

4 mins read

Caos, sorpresa, tristeza, muerte y supervivencia, son los recuerdos de quienes hace una década vivieron en carne propia la pandemia de influenza AH1N1

Víctor Cruz tenía 25 años cuando murió, su esposa estaba embarazada y tenía dos hijos pequeños; Horacio Álvarez vivió aislado en su casa más de una semana, mientras que Guadalupe Arce contrajo la enfermedad cuando atendía a sus pacientes. Ellos tres se contagiaron de influenza durante la pandemia de 2009.

Caos, sorpresa, tristeza, muerte y supervivencia, son los recuerdos de quienes hace una década vivieron en carne propia la pandemia de influenza AH1N1. El 23 de abril de ese año, la Secretaría de Salud informó de la nueva cepa del virus para la cual todavía no había vacuna.

Se tomaron medidas preventivas: se suspendieron clases, clínicas y hospitales trabajaron los fines de semana, se pidió usar cubrebocas, algunas oficinas permitieron trabajar desde casa, los partidos de futbol se jugaron en estadios sin aficionados, se cancelaron eventos masivos y las calles y el metro lucían casi vacíos.

Incluso se prohibió la circulación de microbuses y taxis con asientos tapizados en tela, para evitar la proliferación del virus, ya que a diferencia de los de cubierta de vinil, no podían limpiarse con agua y cloro.

La influenza es una enfermedad respiratoria, hay cuatro tipos: A,B,C y D, sin embargo, las dos primeras son las que pueden causar epidemias, particularmente la de tipo A, pues los virus mutan con mayor facilidad y cuando surge una nueva cepa con capacidad de contagiarse de humano a humano, puede desencadenar pandemias como la de 2009

La familia de Víctor Cruz desconoce en qué momento se contagió el joven que trabajaba en una empresa de telecomunicaciones, pero suponen que fue en alguna de las tiendas que debía visitar como parte de sus labores.

«Un día jueves empezó a sentirse mal, fue a consulta a una clínica que está en Aragón porque ahí siempre se atendía; le dieron medicamento para la gripa y lo regresaron a su casa.

Al siguiente día mejoró, pero al tercero empeoró y regresó a la clínica, le cambiaron el medicamento y nuevamente lo enviaron a casa», recordó su cuñada Silvia Alejandra López Aguado.

El domingo se sintió peor y empezó a toser con sangre, por lo que regresó a la clínica, en esa ocasión sí lo ingresaron, lo entubaron y le dieron más medicamento, pero tres días después falleció.

Los médicos dijeron que fue influenza, pero el certificado de defunción estableció que la causa de la muerte fue neumonía y eso dejó desamparada a la familia.

Adriana López, esposa de Víctor, tenía cinco meses de embarazo, y también se contagió de influenza, recibió tratamiento profiláctico con oseltamivir a bajas dosis para evitar daños al bebé, lo cual se logró con éxito.

Uniradio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Muere a los 92 años Lorraine Warren, la investigadora de sucesos paranormales que inspiró 'El conjuro' │

Siguiente historia

Mayoría de los ahogamientos son causados por el abuso del alcohol│

Latest from Salud

A %d blogueros les gusta esto: