Denuncian torturas y violaciones en centros de rehabilitación de BC│

in Seguridad

Al menos cuatro centros con casos de abusos.

Luego de un estudio enfocado a instituciones de rehabilitación y apoyo para menores, personas con adicciones y discapacidades, la directora adjunta de Disability Rights International (DRI), Priscila Rodríguez, reveló que en algunos centros de Baja California se han dado graves abusos, incluso que derivan en violaciones.

Explicó que se llevó a cabo un análisis de 10 centros de rehabilitación, de los cuales en cuatro se mostraron resultados alarmantes en su calidad de atención, misma que transgrede los derechos de las personas, y la mayoría quedan en la impunidad.

Señaló que en muchos de estos casos, son las autoridades policiacas las que encuentran a personas en condición de calle frecuentemente, y hartos de esto, deciden llevarlos a los centros de atención para personas con adicciones o discapacidades, pero en ese ínter también remiten a menores de edad, personas mayores y deportados.

Una de las denuncias, relató, data del 2011 e involucró a un hombre que por muchos años vivió en Estados Unidos, sin embargo fue deportado y enviado a uno de estos lugares. El sujeto padecía esquizofrenia y un tipo de depresión, lo que lo volvió una víctima vulnerable para quienes se encontraban en la institución, y un día que entró a las regaderas para bañarse, fue golpeado brutalmente, y violado.

Sin tener mucho conocimiento de lo que había ocurrido, y temeroso de que volviese a suceder, el hombre logró escapar y llegar de nuevo a Estados Unidos, donde contactó a un abogado a quien le contó los hechos y llegó a oídos de la DRI.

La directora adjunta sostuvo que este tipo de centros de rehabilitación deberían tener un límite de tiempo para atender a personas con adicciones no mayor a los seis meses, pero después de este análisis, manifestó que muchas personas permanecen ahí por años, convirtiéndose en víctimas de malos tratos como sujeciones o aislamientos en cuartos particulares.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, mantener en aislamiento por tanto tiempo a una persona con discapacidad supone un acto inhumano y de tortura, acciones que son preocupantes pues no son casos de otras partes del mundo que pudiesen parecer ajenas y lejanas a esta realidad, sino que ocurre en Baja California.

Denunció que los centros con diversas irregularidades son los siguientes:

  • CRREAD, en Rosarito
  • Fortaleza en Cristo, Tijuana. Este establecimiento no está legalmente constituido pero incluso a sabiendas del gobierno continúan enviando personas hacia allá
  • Pequeño Mundo Especial, cerca de Rosarito. Este se encuentra en las mismas condiciones que el anterior citado
  • Casa Gabriel, En Ensenada
     

Con al menos 110 instituciones para atender a menores de edad, donde algunas aceptan a menores de edad, la preocupación por que existan más centros con este tipo de prácticas se incrementa exponencialmente, y más aún cuando las autoridades se involucran como una especie de cómplices que evitan tocar el tema de la legalidad de su establecimiento, siempre y cuando tengan la oportunidad de «limpiar las calles», como ocurrió en un operativo en 2015.

Uniradio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.