Tontury la máxima autoridad de los Lazagrillos y los Quetarugos de Mxli, haciendo tarugada tras tarugada│

14 mins read
Start

BAJA CALIFORNIA.-

Por: Jorge Escobedo

Nada Personal…

Arturo Gutiérrez Vázquez, actual secretario general de la sección Tijuana y secretario estatal de la burocracia en Baja California, mejor conocido entre sus representados como “El tontury” desde que tomó posesión en el cargo que hoy ostenta, ha violado los acuerdos de asamblea, así como los de cada área de trabajo donde los trabajadores sindicalizados acordaron que los primero que ocuparan las plazas, serían hijos, esposas, esposos y meritorios, a la fecha, ninguna. Sin embargo, el flamante dirigente se está despachando con “la cuchara grande” otorgando esas bases “al ton ni son” al parecer a cambio de prebendas.

Lo que no se imagina “El tontury” es que los trabajadores sindicalizados saben perfectamente que entre los y las beneficiadas son personas que gozan de algunos privilegios por parte de la dirigencia sindical, al parecer por llegarle al precio haciendo “arreglos bajo el agua”, ya que además se habla de son personas que ostentan cargos de confianza del actual ayuntamiento.

Ejemplo que salta a la vista con descaro es el de César Mena Méndez quien se dice arquitecto, mismo que se desempeña como jefe de Obras Públicas Municipales en la delegación San Antonio Los Buenos, si, el mismo que no hace mucho había sido suspendido e inhabilitado por sindicatura por embriagarse en una unidad oficial, aun así, el flamante dirigente lo premia con una plaza bien asegurada.

Otro caso es el la ingeniera Lizeth Guadalupe Rodríguez, quien sin más mérito que el de ser amiga predilecta de uno de los dirigentes, hoy está siendo contemplada para tener un cargo base, nada más y nada menos que como jefa de Obras Públicas Municipales en la misma delegación San Antonio los Buenos y de lo que comenta voz de cuello en los corrillos del citado edificio es de que es por ser novia de César Mena Méndez.

Y por si fuera poco, los trabajadores sindicalizados están que trinan en contra del flamante dirigente sindical porque se está despachando con la cuchara grande, repartiendo plazas sin ton ni son, como la plaza que ya le dieron al mayordomo Cristian, trabajador de limpia, de donde creen, pues de la misma Delegación, tal parece que San Antonio está haciendo milagros las plazas antes de que termine su periodo la actual dirigencia sindical.

Pero “aún hay más” frase que acuño Raúl Velasco el animador ya desaparecido del Canal de las estrellas, ahí les va. En INDIVI por si no lo saben, los dirigentes sindicales ya le dieron una base a otro jefe, nada más y nada menos que a Isidro Herrera (a) “El Chilo”.

Pero todavía hay otros “botones de muestra” o “trapitos sucios” que están saliendo, ahí está Recaudación de Rentas del Gobierno del Estado, donde los flamantes dirigentes de los burócratas, quien sabe cómo le están haciendo, pero también ya le dieron una plaza a Marco Antonio Quezada, coordinador de ejecución, así como a Luis Rocha Obeso.

Dicen que los perritos abren los ojos a los ocho días, pero ahora tal parece que a los burócratas le está pasando lo mismo, como que ahora si ya se están poniendo las pilas, ya que comentan que el dirigente Arturo Gutiérrez podría ser destituido o sancionado toda vez que está haciendo y deshaciendo con ello como se le pega su reglada gana.

Ante tal situación, los trabajadores sindicalizados se están poniendo de acuerdo para exigir al flamante dirigente que a la brevedad convoque a una asamblea general extraordinaria para que informe en forma detallada las acciones indebidas y en su caso bajo qué condiciones se está dejando fuera al personal meritorio.

De ahí el título de este articulejo, ¿Hasta cuándo abrirán los ojos los burócratas?
Esa pregunta la veo por doquier en redes sociales, la escucho cada vez que hablo con amistades, y parece no tener respuesta. Que los burócratas son muy aguantadores, es indudable, pero ¿qué tanto estarán dispuestos a soportar a su actual dirigente? Y esa pregunta va seguida del ¿Y ahora quién podrá defendernos? Sin esperar la respuesta del Chapulín Colorado, yo pregunto, ¿y lo van a seguir permitiendo?

Lo complicado del asunto de los otorgamientos de las bases ya mencionadas no es solo es identificarlas sino hacer cumplir los estatutos que establece las normas sindicales, sino definir la sanción correspondiente para aplacar acciones indebidas de los dirigentes. Pareciera que unirse resulta ser la parte más compleja y cuesta arriba para los burócratas de Tijuana.

A la izquierda la une el oportunismo y la gana de llegar al poder, el odio al sector sindical, el resentimiento por no haber sido considerado dentro del equipo de colaboradores de ningún candidato mucho menos haber sido tomado en cuenta en ninguna candidatura para ostentar una curul en el congreso ni en ningún ayuntamiento municipal en este proceso electoral.

Que les baste a ser parte de los nuevos millonarios, aunque algunos no puedan esconder que ya se cuentan entre los más adinerados, típicos hipócritas que quieren seguir prendidos en la teta y volver a participar en la elección sindical que se encuentra a la vuelta de la esquina.

Son tan imbéciles que no pueden ocultar el derroche a manos llenas de las cuotas sindicales, viajan en vuelos de primera clase, comen en los restaurantes más lujosos y caros a costa de las cuotas de sus representados sin la más mínima vergüenza. Lo único que si han logrado es superar sus rivalidades y enemistades para planificar la repartida del pastel, lucubrando estrategia para seguir y trabajar coordinadamente para dejar su sucesor para que les tape sus corruptelas.

A la derecha los debiera de unir el amor a la libertad y a los derechos individuales, el deseo de vivir en una comodidad próspera, que se haga valer como otros sindicatos aún más pequeños que la de los burócratas pero que han sabido ganarse la confianza y el respeto de sus representados.

Un sindicato civilizado, dónde haya certeza jurídica con líderes inteligentes y capaces, dónde los trabajadores puedan producir y funcionar en paz a sabiendas que al frente tienen un verdadero dirigente que sabe defender las causas laborales. Un sindicato con representantes del que todos los trabajadores se sientan orgullosos.

Un querido amigo trabajador, que tiene un IQ mucho más alto que la mayoría de ellos me viene diciendo desde hace un buen rato que mientras más piensen que al interior del sindicato no sucederá nada”, más riesgo corren que suceda.

La arrogancia combinada con miopía y astigmatismo mental severo que tiene tan ciegos a los dirigentes, al grado de que se sienten inmunes a lo que la historia sindical, no demuestra más que los trabajadores burócratas siguen siendo manipulados llevándolos a pensar que siguen agachando la cabeza, con la esperanza de que “un nuevo mesías” llegue y los haga decidir cómo tienen que actuar.

Es tal la arrogancia que tienen los dirigentes actuales que Dice mi colega Ramiro me hizo recordar la soberbia de Manuel Oceguera, el tristemente célebre ex dirigente, quien no obstante las advertencias, se le dijo que al dejar pasar tanto tiempo sin exigir asambleas como lo establecen los estatutos sindicales, segura era que tramaba sus corruptelas que a la postre resultaron ciertas, pero como siempre, los burócratas nunca dejaran de ser manipulados al antojo de sus dirigentes, siempre diciendo que nada pasaría concluir el mandato de sus dirigentes, les salieron con que a chuchita siempre la bolsearon. Lo demás es historia. ¿A eso quieren volver a llegar?

Las elecciones sindicales ya se aproximan. Los mismos que hoy representan a los burocracitas de Tijuana quieren seguir prendidos en la teta a sabiendas que el en sindicato es la gallinita de los huevos de oro, mientras otros, como “El tontury” y su gavilla ya empiezan a correr llenos de contentos con su cargamento.

Mientras los que les digo que tienen un IQ más alto, los que de verdad quieren ver gente nueva, proba e intachable que se lance al ruedo a defender realmente los derechos del trabajador con gallardía y por qué no decirlo, con lealtad y coraje.

Si en verdad quieren un Sindicato con gente no esté maleada, los burócratas tendrán que lanzar a los líderes más idóneos, como decía mi abuelo. Que sean leídos y escribidos pero que no sólo hayan pasado por las aulas, como el flamante “Tontury” que los envolvió de promesas.

Líderes con experiencia, sanos y propuestas concretas para cada reto, con propuestas lógicas y factibles que puedan cumplir, que no les hablen de quimeras, que no les ofrezcan la luna y las estrellas para que después no los dejen “chiflando en la loma”, como siempre sucede.

Es hora de que alguien lance algo a la opinión a los trabajadores burócratas de Tijuana en quien puedan confiar. Urge un par de líderes positivos, por qué no de centro-derecha, porque es innegable que muchos que se dicen independientes o no pertenecer a ningún partido político, cuando hay elecciones luego luego se quieren encaramar al carro de algún partido político con la ambición desmedida de una candidatura.

El trabajador sindicalizado necesita ser elevado al nivel de educación de masas pero su ignorancia no los hace entender. No entienden que para salvar una pierna severamente infectada pueda bailar la quebradita en tacones, primero hay que sanarla bien, curarle cualquier indicio de infección, cuidarla y quizás hasta darle algo de terapia a los músculos maltratados, antes de esperar que tenga la fuerza y agilidad para eso. Es exactamente lo que pasa con los trabajadores sindicalizados.

Pero sigo insistiendo, esa gangrena deben prevenirla ya, y únicamente unidos podrán acabar con tanta purulencia de esa llaga que siempre los ha atormentado. De una vez por todas y por primera vez en su vida dejar de ser unos agachados y defender como hombres lo que como mujeres no han sabido defender. Su dignidad de trabajador sindicalizado. Pero que conste, no es… Nada personal.

Redacción/Quihubole!!!

NdTijuana

Periodista independiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: