Anuncios

Agustín Carstens reapareció y admitió que existe una ligera posibilidad de recesión mundial│

6 mins read

Reconoció que es necesaria una mayor coordinación entre los bancos centrales, el gobierno y las políticas comerciales

En el marco del Aniversario número 25 de la autonomía del Banco de México (Banxico), su ex director, Agustín Carstens, admitió que, aunque existe una baja posibilidad de recesión a nivel mundial, no se debe descartar.

“Se ve baja (la probabilidad), aunque existe. No se puede descartar”, dijo después de participar en el seminario ‘La importancia de la autonomía de la banca central: retos y perspectivas’, organizado por el Banco de México (Banxico).

En su regreso a México, el ahora director general del Banco de Pagos Internacionales mencionó que ante un escenario de estancamiento en varias economías del mundo es necesaria una mayor coordinación entre los bancos centrales, el gobierno y las políticas comerciales.

“Lo fundamental es que haya una coordinación de políticas, no sólo de la monetaria con la fiscal, sino también con la comercial. Si realmente se resolvieran las disputas comerciales, estoy seguro de que la economía mundial estaría creciendo mucho más”, aseveró el ex gobernador del banco central.

Agustín Carstens advirtió que, si el Banco de México tiene la posibilidad de coadyuvar con el gobierno federal para mejorar el desempeño de la economía nacional en favor de la sociedad, “debería actuar en consecuencia”.

“Podrían presentarse circunstancias en las que el banco central pudiera ser un tanto flexible en coadyuvar con el gobierno en perseguir un mejor desempeño de la economía nacional, propiciando mayores beneficios para la sociedad. Si el instituto central tiene la capacidad de influir de esa manera, sin poner en riesgo el cumplimiento de su objetivo prioritario, debería actuar en consecuencia”, manifestó.

Sin embargo, advirtió que no será una tarea fácil, ya que en caso de no aplicarse correctamente, podría afectar la credibilidad de la institución, por lo que llamó a actuar con prudencia y cautela al identificar en qué tipo de situaciones sí podría ayudar.

“Habría que actuar con mucha cautela y prudencia. El reto consiste en poder identificar adecuadamente las circunstancias en las que el Banco Central pueda hacer una interpretación amplia y flexible, pero responsable de lo que representa el cumplimiento de su mandato”, agregó.

Detalló que el Banco central no debe tener un enfoque “mecanicista” respecto a sus reacciones ante las desviaciones en la meta de la inflación, sino que debe analizar el contexto macroeconómico nacional e internacional para una conducción afinada de la política monetaria.

Carstens Carstens señaló que la inflación está “claramente por debajo” del objetivo establecido, que actualmente es de 3 por ciento, por lo que dijo, el Banxico podría optar por “suavizar” su política monetaria.

Sobre las variaciones adversas en los precios, lo cual termina por impactar a la inflación, Agustín Carstens señaló que el Banco de México podría no optar por una política monetaria más restrictiva, “en particular si las variaciones abruptas de precios relativos no afectan las expectativas de inflación de mediano plazo”. Es decir, que se trate de una desviación transitoria.

Por su parte, el actual gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, destacó que la autonomía del banco central no supone aislamiento, por el contrario, obliga y vincula en mayor medida a la institución con la ciudadanía, por lo que requiere avanzar de manera sustantiva en la transparencia y apertura informativa.

“La autonomía ha mostrado sus ventajas como un medio eficaz para que la banca central provea a la sociedad con importantes bienes públicos. Sin embargo no es un tema concluido, sino una condición que debe responder continuamente a nuevos retos”, afirmó.

“Este entorno ha sido campo fértil para políticas públicas con horizontes de corto plazo, como el proteccionismo y las tensiones comerciales. Por eso, las instituciones con visión de largo plazo, tanto multilaterales como nacionales, encaran mayores retos”, dijo.

Aseguró que los 25 años de autonomía del Banxico han demostrado beneficios para la población y que actualmente se enfrenta el reto de mantener una inflación baja y comunicar sus ventajas.

“La historia del Banco de México en los últimos 25 años confirma la importancia que ha tenido la autonomía como condición idónea para alcanzar su mandato de mantener una inflación baja y estable. Es la mejor contribución de la política monetaria para un desarrollo sostenible y equitativo”, dijo.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: