La vida los separò, e Instagram los unió.

4 mins read

Karen y Ramsés hoy cumplen cinco meses de novios,  su amor nació de una amistad de la infancia y un rencuentro en redes sociales.

Ramsés tiene 18 y Karen 21 años de edad.(Gustavo Suárez)

Karen Ponce nunca se imaginó que el chico que veía las historias o “stories” de su Instagram y le escribía por mensaje privado era un amigo de su infancia que había olvidado cuando se mudó de casa.

Ramsés Equihua jamás le perdió la pista, la encontró a través de la red social, veía cuantas historias y fotografías subía Karen a su perfil, mientras que ella no prestaba atención al interés de él.

El primer recuerdo que tienen de ellos fue cuando Ramsés tenía 6 y Karen 8, la abuela de él vivía frente a la madre de ella; él visitaba a su abuela cada fin de semana y durante esas visitas salían a jugar con los niños de la colonia.

Karen calcula que se dejaron de ver cuando ella tenía 12 años; él dejó de visitar a su abuela y ella se mudó de casa.

Reconectar con ella fue un reto de mucha perseverancia y constancia, Ramsés le escribió, como otras veces, un mensaje directo al buzón de Instagram, para sorpresa de él, ella le contestó y la charla no paró por al menos un par de semanas.

Después de días de chat interminables entre ellos, pasaron a otra red social, Facebook, y fue por medio de Messenger que Ramsés invitó a salir a Karen, irían a una cafetería; según él era el mejor lugar para una cita, a ella le gusta el café.

La cita quedó pactada para el viernes 26 de abril por la tarde, tenían tres semanas escribiéndose, ambos estaban muy nerviosos por el reencuentro. Ramsés llegó una hora tarde, Karen estaba molesta, él serio y muy nervioso.

Se subieron al taxi que va de UABC al Centro de Tijuana. Entraron a un café ubicado sobre la avenida Revolución. La tensión seguía. Pidieron sus bebidas, Karen estaba apunto de ponerle punto final a la cita, cuando Ramsés, de repente, le hizo un cumplido. Ella se quedó con él.

La noche los alcanzó después de ir a tres lugares distintos; terminaron sentados en una banqueta de Zona Río.

Él había bebido un poco en los lugares que visitaron esa noche, tomó valor y le dio un beso, de piquito.

Siguieron saliendo el resto del mes de abril, en mayo, en junio, en  julio y agosto; andaban como se conoce popularmente “de manita sudada”; no siempre se veían por el trabajo y la escuela de Karen, pero siempre estuvieron conectados.

Salieron el 13 de septiembre por el cumpleaños de ella. Cenaron y después fueron juntos a la feria. Ella estaba muy feliz de que Ramsés se subiera con ella a los juegos “fuertes”; él le insistió en subir a la rueda de la fortuna, no la convenció.

Se sentaron en una banca cercana a la feria y él le dio un discurso de por qué ella era especial en su vida, después, Ramsés se arrodilló ante ella y la noche, con un poco de nervios, tomó un respiro y le  pidió que fuera su novia. La fecha acordada para ambos y festejar su aniversario fue el 14 de septiembre, porque el 13 es cumpleaños de ella. Hoy cumplen cinco meses de relación, Ramsés tiene 18 y Karen 21 años de edad.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Se realizó operativo preventivo en Zona Centro de Tijuana.

Siguiente historia

Vive jornada violenta Tijuana; asesinan a 8.

Latest from Noticias

A %d blogueros les gusta esto: