Video viral de un oso haciendo Kung Fu en un zoológico de Japón

3 mins read

En la Red se han difundido imágenes de un hábil oso ‘guerrero’. El que plantígrado muestra sus habilidades para girar un palo Y unos nunchakus con sus extremidades cuál experimentado practicante de artes marciales.

Sendai.- Ver a un animal llevando a cabo actividades que solo practican los humanos puede resultar simpático. Sin embargo, una pregunta se desprende inmediatamente.

¿Ha aprendido con un entrenamiento amigable o con técnicas de maltrato con el que el animal se siente intimidado y obligado a obedecer? ¿Es ético enseñar, por las buenas o por las malas, ejercicios que no le aportan nada?

Esta cuestión se ha puesto sobre la mesa en las redes sociales tras la publicación de un vídeo de un oso llamado Tsubasa utilizando unos nunchakus, arma tradicional del Kung Fu compuesta de varios palos unidos por una cadena.

Las imágenes fueron captadas en el zoológico de Yagiyama, en la ciudad japonesa de Sendai.

Aunque algunas personas respondían a la publicación comentando la gracia que les hacía ver al oso practicando kung fu, muchas ponían en tela de juicio los métodos empleados para lograr tal efecto.

Incluso un zoólogo expresaba en Twitter que este tipo de animales solo llevan a cabo esos ejercicios tras haber sido entrenados con duros métodos con los que les acostumbran a sufrir y a estar alerta.

El hecho de estar en cautividad y unas marcas que se pueden apreciar en su espalda y en el pectoral derecho, lleva a otros usuarios a sugerir el uso de la fuerza por parte de los entrenadores, aunque se desconocen los motivos de las lesiones que, al menos aparentemente, presenta el plantígrado.

Pero este no es un caso aislado, puesto que son conocidos varias casos de osos que practican artes marciales con técnicas claramente instruidas. Como el de Claude, un oso del zoológico japonés de Asa que manejaba un palo con una técnica muy parecida a las del Kung Fu o el Bojutsu.

El vídeo de Tsubasa manejando con gran rapidez los nunchakus, plantea una reflexión sobre aquellos centros que cuentan con animales en cautividad y que son utilizados lucrativamente en espectáculos bastante efectistas. ¿Cómo se consigue que hagan eso?

¿Hay maltrato animal detrás de esas imágenes? El debate está servido.

Yahoo Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Altos niveles de hormonas ayudan a prevenir el COVID-19

Siguiente historia

Comunicado sobre Reforma Judicial en Baja California

Latest from Internacional

A %d blogueros les gusta esto: