En peligro latente más de 500 empleados de la transnacional Hyundai

4 mins read

La emisión de gases en la fundidora y la descarga de aguas servidas contaminadas afectan también a vecinos de El Florido y Ejido Maclovio Rojas

P O L I T Y K R O N O S

Por: Hugo Isaac Rea Torres.


IRRESPONSABILIDAD.- Las partes patronal y sindical de Hyundai Motor Company han desoído las quejas de la planta laboral de la empresa coreana que inició operaciones en Baja California en el 2014, tras el registro de diversos casos de debilidad pulmonar de los obreros que realizan sus actividades en las áreas de construcción de monobloques, cabezas de motor y cajas de transmisión automáticas que son exportadas a sus proveedores estadounidenses de vehículos.

Acusan que al fundir el aluminio para la elaboración de dichas partes automotrices el equipo de seguridad resulta obsoleto para protegerse de las grandes cantidades de aluminio fundido, pues a ello se suma la fabricación de remolques de cajas secas y refrigeradas, los contenedores domésticos, contenedores, chasises y plataformas de conversión de la industria del transporte de América del Norte.

Es menester destacar que dicha planta, desde su instalación en Tijuana, no cuenta con los permisos correspondientes de uso de suelo, operatividad mercantil, impacto ambiental y demás que deben ser expedidos por el gobierno municipal, debido a que ha corrompido al Ayuntamiento con “donativos” de 100 mil dólares.

Sólo una vez, en febrero pasado, el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo, tras las quejas de los vecinos de El Florido y del Ejido Maclovio Rojas, se atrevió a clausurar la planta por la emisión de aguas servidas a cielo abierto que son descargadas a una canal que va a arrojar los líquidos contaminados a la canalización del Río Tijuana que llega finalmente al Océano Pacífico.

La dependencia estatal detectó las altas emisiones de plomo que se registra en las descargas de aguas negras y los gases emitidos en el área de fundición de metales. A principios de año, al colocar sellos de clausura en las puertas de la empresa, el secretario dijo que los directivos de dicha planta industrial deberían “presentar a la brevedad un Plan de Contingencias” que previniera y evitara la emisión de “humos” o “vapores” contaminantes, y solo de esta forma procederían a reabrir para no afectar al personal, sin embargo no cumplieron y finalmente los sellos de clausura fueron retirados sin que hubiese trascendido información del pago de alguna multa o el cumplimiento de dicha obligación.

Entre algunos de los vecinos afectados por la empresa transnacional corrió la versión de que a algunos representantes sociales fueron sobornados para que ya no declararan nada a los medios de comunicación.

Hasta aquí la dejamos, no sin antes recomendarles que ¡NO SE ENRREDEN Y PUNTO!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

No arrojar colillas de cigarros ni prender basura ni encender fogatas para evitar tragedias humanas: Jesús Alejandro Ruiz Uribe

Siguiente historia

Director del Simpatt ordena callar la muerte de mujer arrollada por el tren del parque Morelos

Latest from Principales

A %d blogueros les gusta esto: