P O L I T Y K R O N O S

2 mins read

Opinión por : Por Hugo Isaac Rea Torres

Siguiendo celosamente las órdenes de su patrón y hoy jefe político, Jaime «Narcisista» Bonilla, la Síndico Procuradora, María del Carmen Espinoza Ochoa, mejor conocida en PSN como «Meli Espinoza», mantiene en la mira al presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, a quien infundadamente ha señalado de misoginia.

El plan del egocéntrico gobernador de Baja California obedece a su afán de impulsar como candidata de Morena a la gubernatura a la actual alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Avila de Torres, expanista recalcitrante, esposa de Carlos Torres Torres, ahijados del expresidente, Felipe Calderón Hinojosa.

Así, «Meli» Espinoza, como perro fiel a su amo, sigue a pie juntillas las instrucciones que le da Jaimito para obstaculizar toda pretensión política del alcalde tijuanense, González Cruz, a quien el mismo gobernador también ha atacado en cuanto ha tenido oportunidad.

Sin embargo, en sus ñoños ataques han exhibido vergonzosamente su falta de oficio político y mermado la presencia que consiguió Morena en la entidad en el proceso electoral del año pasado.

Parece ser que al caprichosito gobernador no le bastó el mensaje enviado desde la Secretaría de Gobernación, a través del cese fulminante de su principal apoyo político, Ricardo Peralta, y mucho menos el que el panismo haya mantenido el poder en Baja California durante 30 años, para devolvérselo el próximo año en manos de la camaleona presidenta municipal de Mexicali, Marina del Pilar Avila de Torres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

La muerte por Covid-19 del policía de Tecate será investigada y sancionada: Dip. Gera López

Siguiente historia

Destina municipio más de 13 millones de pesos en mejoramiento de vialidades en Delegación La Mesa

Latest from Opinión

A %d blogueros les gusta esto: