¿Quién ordenó la retirada del policía que baleó a Yurem Abdiel?

4 mins read

La ley es clara al señalar que las responsabilidades no se transfieren y los agentes policíacos que abrieron fuego en dirección al hogar del niño Abdiel, debieron ser presentados ante la Fiscalía del Estado

Por: @Rodrigo Medeles.

En los próximos días la Fiscalía concluirá las investigaciones que realiza en torno al homicidio del niño Yurem Abdiel Carrasco y el de César (N) un hombre que tras cometer un presunto asalto a mano armada en la Zona Este de Tijuana, terminó siendo abatido al enfrentarse a balazos con policías municipales.

El avance de la investigación logró establecer que la bala que le quitó la vida a Yurem fue detonada a través del arma de un agente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal (SSPCM) es decir, en la refriega un policía municipal mató al niño de seis años cuando este jugaba en el patio de su casa.

Yurem Abdiel

La ley es clara al señalar que las responsabilidades no se transfieren y los agentes policíacos que abrieron fuego en dirección al hogar del niño Abdiel, debieron ser presentados ante la Fiscalía del Estado para que fuera ese órgano de gobierno el encargado en deslindar responsabilidades y determinar su situación legal.

Romper la cadena de mando de una corporación policíaca es sumamente difícil y máxime cuando se trate de tomar decisiones en situaciones de gravedad… Si los policías municipales que accionaron sus armas en contra de Cesar (N) no tenían la jerarquía para tomar la decisión de retirarse del lugar, ¿Quién les dio la orden de hacerlo?

Si acaso la decisión provino de un jefe de zona o de un mando superior a su rango, estaríamos hablando de romper la cadena y que no se haya notificado de manera inmediata al secretario de seguridad pública, Jorge Alberto Ayón Monsalve, quien es la máxima autoridad con la que cuenta la SSPCM.

Si la notificación se dio y la orden de que policías que abrieron fuego y lesionaran de muerte a un menor se retiraran del lugar provino del mismísimo Secretario de seguridad, Ayón Monsalve, estaríamos ante una grave omisión de responsabilidades y valor civil de quienes son encargados de proteger y servir a su comunidad.

Tijuana no puede darse el lujo que continuar solapando las decisiones que toma el alcalde Arturo González Cruz, quien en su afán de ególatra y pedante no permite que nada ni nadie le sugiera cuál es el camino que debe tomar para sacar a la ciudad del baño de sangre en que está inmersa.

La estúpida e infructuosa lucha que sostiene contra el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez lo ha cegado al punto de no reconocer los serios señalamientos de corrupción y errores garrafales que comete su secretario de seguridad a quien le ha brindado su apoyo incondicional para sostenerlo en su cargo contra viento y marea.

Jaime Bonilla, debe ejercer su autoridad como gobernador para que Jorge Alberto Ayón Monsalve sea separado del cargo en tanto se realizan las investigaciones necesarias para determinar su culpabilidad o no en los delitos que pueda estar incurriendo y perjudicando a los ciudadanos de esta ciudad fronteriza, Tijuana Baja California.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Ayuntamiento de Tijuana conmemora el Día Nacional de Protección Civil

Siguiente historia

Durante agosto Baja California se mantiene en primer lugar nacional en delito de homicidio y segundo en feminicidio

Latest from Opinión

A %d blogueros les gusta esto: