¿Bonillistas o no Bonillistas? │

7 mins read

Durante los sondeos realizados se conoció un nuevo concepto electoral categorizado como el “NO BONILLISMO”.

** El inclinamiento hacia este fue notorio, ya que, en 3 de los 5 municipios del estado, con un 60% en promedio, la población optó por elegir a los posibles candidateables que no son los allegados o de confianza de Bonilla.

En el partido de MORENA, al igual que en el resto de los partidos, ya iniciaron su propia contienda interna de cara al proceso electoral 2020-2021. Con ello, inicia la disputa por las candidaturas a gobernador, munícipes y diputaciones del estado de Baja California.

En días recientes se realizaron varias encuestas para poner al albedrío de la población su opinión respecto a los nombres de las y los postulantes hacia dichos cargos de elección popular, específicamente, de los distintos municipios del estado.

Los resultados que arrojaron las encuestas de cada municipio muestran el interés de la población por la popularidad de las y los posibles  candidatos. Dicho ejercicio pudo determinar que, en unos municipios fue más notoria la no simpatía hacia los allegados al gobernador actual del estado, mientras que, en otros, fue contundente la afinidad hacia las personas ligadas al mandatario estatal.

Iniciando por Ensenada, para la encuesta se pusieron los nombres del actual alcalde, Armando Ayala Robles, o en su caso, su suplente Eduardo Vega Zamora, quienes claramente son identificados como allegados al gobernador Jaime Bonilla. Por su parte, como parte del bloque “no bonillista”, se planteó el nombre de Armando Duarte Moller.

Los resultados de la encuesta correspondiente a Ensenada, fue de 60% y 40% respectivamente, mostrando así, la preferencia a los perfiles de morenistas que son de la línea o relacionados al gobernador, esto, debido a que Armando Ayala Robles, por su cercanía con Jaime Bonilla Valdez le dió cierta ventaja ante Armando Duarte, pues obtuvo una mejor aceptación social y apoyo de los ensenadenses encuestados. 

En lo que respecta a la capital del estado, fue considerada, en este ejercicio, la titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Baja California, Karen Postlethwaite Montijo, por su excelente relación laboral y personal con el ingeniero Bonilla, es decir, forma parte del equipo “bonillista”. Sin embargo, sólo el 45% votó a favor de que Postlethwaite sea la persona idónea para contender por la alcaldía de Mexicali.

Por su parte, la licenciada Marina del Pilar Ávila Olmeda, obtuvo el 55% de la votación preferencial. En este caso, se podría decir que los encuestados respaldaron su trabajo como actual presidente municipal y en su defecto le darían el voto en caso de una posible reelección.  Se sabe de antemano que existe una relación cordial entre Marina y el gobernador, aunque de igual manera, se conoce que tiene una relación cercana directamente con el recientemente nombrado presidente nacional de MORENA, Mario Delgado, lo cual podría influir en la postulación para la reelección de esta.

En Tijuana, el 40% de la aprobación fue para la síndico procuradora, María del Carmen “Meli” Espinoza Ochoa, mientras que el otro 60% fue para el licenciado Arturo González Cruz, quien busca una reelección como alcalde de Tijuana y hasta suena como posible candidato para la gubernatura del estado. González Cruz es ampliamente catalogado como “no simpatizante” de Bonilla, pues recientemente han hecho públicas sus diferencias y han sido parte de fuertes confrontaciones verbales y acusaciones entre sí.

Con estos resultados se demuestra que, la empatía de los tijuanenses no se encuentra del lado del ingeniero Bonilla, sino del polémico alcalde de la coqueta Tijuana.

Caso contrario se suscitó en el municipio de Tecate pues los resultados de las encuestas demostraron que la población tecatense simpatiza notoriamente con la periodista Gabriela Peña, que si bien es cierto, no se le ha visto activa en el ámbito político, pero se conoce de antemano que tiene una buena relación con el gobernador y la ciudadanía la ven como una excelente opción, tomando en cuenta que los resultados arrojaron un 52% a favor de la periodista, mientras que sus contrarias, Dora Nidia Ruíz y Sarahi  Osuna Arce obtuvieron el 36% y 12% respectivamente, cabe destacar Gabriela Peña y Dora Nidia Ruíz son consideradas del grupo de Bonilla, mientras que Sarahí Osuna no está identificada como alguien cercana al gobernador.

En Rosarito fueron claras las ganas de un cambio pues con un 65% de inclinación hacia el Lic. Catalino Zavala Márquez, que, a pesar de haber trabajado con el gobernador como Secretario de Educación Pública, se entiende que forma parte de un grupo independiente dentro de MORENA, por lo cual es catalogado como no simpatizante del “bonillismo”.

Por su parte con un 35% del total de las encuestas se encontraba la “bonillista” Araceli Brown Figueredo quien, igualmente a Arturo González y Marina del pilar buscan una posible reelección.

Durante los sondeos realizados se conoció un nuevo concepto electoral categorizado como el “NO BONILLISMO”. El inclinamiento hacia este fue notorio, ya que, en 3 de los 5 municipios del estado, con un 60% en promedio, la población optó por elegir a los posibles candidateables que no son los allegados o de confianza de Bonilla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Dejan cuerpos sin vida y torturados en puente Simón Bolívar (video) │

Siguiente historia

Conducta impropia de alcaldesa debe sancionarse de acuerdo a la ley │

Latest from Tijuana

A %d blogueros les gusta esto: