El Ayuntamiento de Tijuana está de luto │

3 mins read

Entró sin gafete ni referencias, burló sistemas de seguridad y al día de hoy, recorre los pasillos de Palacio Municipal sin que nadie pueda detenerla

En la opinión de: Arturo Aguirre (Napo).

¡No es un chisme!, ni un “Fake News”. Tampoco una denuncia ciudadana, ni la gestión de un simple trámite. Es el Covid-19, que en forma de brote y con su guadaña, se expande por el recinto político más importante de Tijuana.

Los titulares no cesan desde entonces: Fallece Director de Gobierno Municipal por Covid-19. Fallece Diputada de Baja California a consecuencia del Covid. No hay dudas… definitivamente algo estamos haciendo mal.

Según las estadísticas de la Secretaría de Salud, en México, hay un rebrote que al día de hoy deja un saldo de casi 100 mil muertes y alrededor de un millón de contagiados, situación está que tiene a nuestro Gobierno al punto de un ataque de nervios, pues muchos de sus funcionarios, también han contraído el virus, para lamentablemente fallecer.

Se comenta que regidores, funcionarios y empleados de nuestro Ayuntamiento, han presentado síntomas las últimas semanas, lo que supone un impacto negativo a las oficinas de Gobierno de nuestra localidad.

Bien es sabido que muchos ciudadanos ya le perdimos, y me incluyo, el miedo al Covid, porque de alguna manera ya nos estamos acostumbrando a vivir con el; y con ello, podemos darnos cuenta que es de suma responsabilidad de cada quien protegerse.

Pero esta protección sin dudas va mucho más allá que usar cubre bocas, lavarse las manos o acudir al médico ante los primeros síntomas. La prevención y lucha contra la Covid, amigos míos, también se gana aplicando protocolos establecidos por organizaciones de salud en todo el mundo.

Yo me pregunto: ¿Cómo si una empleada de nuestro Ayuntamiento da positivo, solo la incapacitan, para darle el alta después de 14 días, sin ni siquiera realizarle una segunda prueba de PCR?

Por hipotética que parezca la situación anterior, sabemos de buena tinta, que fue lo que ocurrió en Palacio Municipal, lugar donde se toman las decisiones políticas más importantes de nuestra ciudad.

El alta, según los protocolos internacionales más efectivos, se da luego de una segunda prueba de PCR en la nariz a los 21 días de haber iniciado la cuarentena.  Servicios médicos no puede regresar a trabajar a los empleados de nuestro Ayuntamiento, sin saber si aún padecen o no de Covid-19. No es justo, ni mucho menos correcto.

Por lo pronto esperemos que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto con seriedad, y se preocupe más por sus empleados, que es preocuparse también por el destino de esta ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Conducta impropia de alcaldesa debe sancionarse de acuerdo a la ley │

Siguiente historia

Chiapas, el segundo estado que alcanza el Semáforo Verde ante COVID-19 │

Latest from Opinión

A %d blogueros les gusta esto: