Brutalidad policial cobra nueva víctima de 16 años: le destrozan pierna a balazos │

3 mins read

Mario, de 16 años, recibió disparos por parte de elementos municipales que le destrozaron la pierna
derecha; agentes se negaron a llevarlo al hospital

CHILPANCINGO— La noche del viernes, al auto donde viajaba Mario —adolescente de 16 años— junto con sus primos, lo detuvo la patrulla 506 de la policía estatal. A los jóvenes no les dieron tiempo de nada cuando los agentes les dispararon.

Las balas impactaron en la pierna derecha de Mario, sus primos pidieron ayuda a los elementos para trasladarlo a una clínica, los médicos ya no pudieron hacer mucho por la pierna de Mario, las balas lo lesionaron tanto que la única salida que quedó fue amputarla.

Eran casi las 21:00 horas, Mario y dos de sus primos salieron de su casa para ir a ver a su abuela enferma. Sobre el bulevar Vicente Guerrero, a la altura de la colonia Renacimiento, los policías estatales les marcaron el alto. Lo hicieron de forma agresiva y les pidieron que se bajaran para una revisión.

Mario iba en el asiento trasero del automóvil y cuando intentó bajarse del vehículo, lo impactó la bala del rifle R-15 que portaba uno de los agentes.

La noticia del ataque contra Mario pasó desapercibida hasta que el sábado por la noche, su tía, Dalia Díaz, escribió en sus redes sociales:

“Policías estatales, con alevosía y ventaja, realizaron disparos sin orden ni acción preventiva en contra de un vehículo Ibiza color azul, en el cual iban a bordo tres personas, entre ellas un menor de edad, quien resultó herido de bala en su pierna derecha, misma que tuvo que ser amputada debido a la gravedad de su lesión.

“Desde anoche las autoridades no han intervenido porque fueron policías estatales y los están encubriendo. El Ministerio Público no ha iniciado la carpeta de investigación porque piden muchos requisitos, están condicionando la investigación.

“Por favor, autoridades federales, estatales y municipales, pedimos su intervención, porque la familia es de escasos recursos y no tenemos para pagar los gastos de hospital. A toda la comunidad les pedimos su apoyo compartiendo este mensaje, pues dejaron abandonado a mi sobrino Mario. Ni siquiera le prestaron los primeros auxilios, [fue] la patrulla número 506 de la policía estatal”, escribió.

Al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores condenó lo sucedido, ofreció disculpas a la familia y solicitó al fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, que investigue la agresión. Lamentable esta situación”, dijo el mandatario local.

En un comunicado, el gobierno del estado informó que ya fueron identificados los policías y que fueron separados de sus funciones, pero no se especificó si están detenidos.

Fuente: El Universal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Al iniciar su campaña proselitista promete Hank devolver tranquilidad y progreso a Baja California │

Siguiente historia

Se reducen basureros clandestinos en Tijuana

Latest from Principales

A %d blogueros les gusta esto: