“La nena”, el fraude de un millón de dólares al reciclaje que Jorge Ramos no aclaró │

5 mins read
  • ¿Se trató de un engaño a la sociedad, de un robo al inventario propiedad del H. Ayuntamiento, de Tijuana?, es posible, por tanto son presuntos  delitos que deben investigarse a las figuras que gobernaban a Tijuana en el 2008 y que hoy en 2021 regresan como si el tiempo fuera su mejor aliado y la memoria ciudadana perfecto cómplice del olvido para volver a gobernarnos.

Por Rodrigo Medeles │ Noticias de Tijuana

TIJUANA— El  5 de junio del 2008 el ex alcalde panista Jorge Ramos Hernández, inauguraba La planta segregadora de desechos sólidos conocidos como la nena”, la cual, de acuerdo a las palabras de Ramos, representa un importante ahorro para los tijuanenses por lo que actualmente pagaban por el manejo del relleno sanitario.

El proyecto con un costo de un millón de dólares, le fue presentado de “banquetazo” al ex edil por Erika Miroslava Enciso Limón, una ingeniera industrial en electromecánica que laboraba con trinidad Nájera, propietario de “Eco Recycling” quien semanas más tarde reclamaría el proyecto de “la nena” como suyo e incluso demandaría penalmente a Miroslava por plagio.

No obstante, Jorge Ramos seguía adelante con el proyecto al construir el Centro de Transferencia de basura en la Zona del Dorado, delegación la Presa Rural con grandes recorridos que incluían medios de comunicación nacionales como El Universal, quienes se desvivían otorgando amplios espacios en sus planas al proyecto “maravilla”, con cargo al erario público.

De acuerdo a la evaluación de la gestión integral de residuos sólidos urbanos del Colegio de la Frontera Norte, el XIX Ayuntamiento de Tijuana planeaba la construcción de dos plantas más (con financiamiento propio) que se ubicarían en las otras dos estaciones de transferencia para que se puedan crear hasta 400 empleos y aprovechar hasta un 60 por ciento de la basura generada en la ciudad.

EVALUACIÓN DE LA GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS EN LA FRONTERA NORTE: LOS CASOS DE JUÁREZ, REYNOSA Y TIJUANA

Resultaba extraño para la opinión pública y expertos analistas que el alcalde confiara tanto en una persona que de la nada le vendía un proyecto que generaría hasta 100 millones de pesos en utilidades anuales para Tijuana; fue un fracaso rotundo, un monumento a la corrupción, un elefante blanco que fue impacto visual al espectador y luego desapareció.

Pronto quedó en entredicho si la maquinaria, que costó un millón de dólares fue financiada por la empresa “Voluntad Ecológica A.C.”, pues editoriales de medios de comunicación de la entidad, señalaban es sus espacios informativos que el costo real de “la nena” era de 300 mil pesos, además de poner en entredicho si Ramos conocía la estafa o era parte de ella ya que nunca existió una aclaratoria con transparencia.

La máquina trituradora además de que enriquecería a Jorge Ramos con mayor solvencia por autorizar siendo alcalde su adjudicación, fue un carísimo proyecto que “desapareció” literalmente a los ojos de los Tijuanenses dejando la promesa de reciclar al menos mil toneladas diarias de basura con rápidos ingresos a las arcas Municipales en el olvido.

¿Se trató de un engaño a la sociedad, de un robo al inventario propiedad del H. Ayuntamiento, de Tijuana?, es posible, por tanto son presuntos  delitos que deben investigarse a las figuras que gobernaban a Tijuana en el 2008 y que hoy en 2021 regresan como si el tiempo fuera su mejor aliado y la memoria ciudadana perfecto cómplice del olvido para volver a gobernarnos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Prometer no empobrece, sin embargo el gobierno de Jorge Ramos lo cumplió │

Siguiente historia

Celebra PES candidatura de Indira Leyzaola│

Latest from Principales

A %d blogueros les gusta esto: