Fraccionamiento Altitud 58: crónica de un desastre anunciado │

3 mins read

“Estábamos dormidos mis hijos y yo, solos porque mi esposo estaba de viaje (…) corrimos porque ese fue nuestro instinto, pero afuera no se miraba nada por el polvo que había por el derrumbe”, dijo la propietaria de la casa

Por Rodrigo Medeles │ Noticias de Tijuana

TIJUANA—  Era la media noche del jueves 13 de mayo del 2021 cuando colapsó una parte del cerro aledaño al fraccionamiento Altitud 58, impactando y destrozando la barda perimetral y parte de la casa que habita Alberto Neri y su familia a un costado del bulevar Gato Bronco.

Su esposa, María Hernández, relató a Noticias de Tijuana como después de escuchar un estruendo, su casa se cimbró por el golpe de la tierra y piedras que bajaron con mucha fuerza, al grado de imaginar que todo el cerro se les venía encima.

“Estábamos dormidos mis hijos y yo, solos porque mi esposo estaba de viaje (…) corrimos porque ese fue nuestro instinto, pero afuera no se miraba nada por el polvo que había por el derrumbe”, dijo María.

Terrones y piedras de gran tamaño quedaron incrustados en una barda perimetral que para Alberto Neri, representa una burla de construcción, ya que advierte que sin ser albañil, puede darse cuenta perfectamente que la constructora ahorra en materiales.

El derrumbe no solo ocasionó daños en la vivienda de Alberto, sino que además golpeó una camioneta Ford F15 que utiliza para su trabajo, lo cual agradece porque la mantuvo estacionada evitando que sus niños utilizaran el lugar para sus juegos.

Alberto, dijo que a pesar de que se dieron aviso a las autoridades de Protección Civil, estas solo atinan a preguntar ¿Quién ejecutó un mal corte en el cerro?, siendo que tienen perfecto conocimiento de que fue la constructora la que realizo dichos trabajos.

Por ahora, afirman que duermen con la incertidumbre de otro evento similar o peor que pueda poner en riesgo la vida de ellos y sus vecinos por construcciones que se han autorizado sin agotar todas las medidas de seguridad y planeamiento necesarias para llevar a cabo este tipo de desarrollos inmobiliarios.

En febrero del 2018 los movimientos de tierra que realizaba el grupo Melo para la construcción del fraccionamiento Valle del Pedregal, provocaron el deslizamiento y posterior derrumbe que finalmente dejó un daño a más de 200 familias del fraccionamiento Lomas del Rubí.

 En junio de 2019, un dictamen pericial responsabilizó a Grupo Melo como el causante del derrumbe en Lomas de Rubí. El tema aún se encuentra en litigio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Neymar es suspendido para la final de la Copa de Francia │

Siguiente historia

Jorge Ramos: El “ecologista” de cemento y arena │

Latest from Tijuana

A %d blogueros les gusta esto: