Crónica de una final soñada │

7 mins read

PALCO VIP…

Por Carlos A. Vences Espíndola

Los minutos finales fueron cardiacos, la sensación de perder una nueva final en los últimos segundos se hacía latente y una nueva “cruzazuleada” sería ya insoportable para su noble afición. Tras el gol del santista Diego Valdés en el primer tiempo, las burlas y memes comenzaban a inundar las redes, no hubo piedad con los mensajes que recibían los aficionados por WhatsApp o las menciones en Twitter o Facebook. La ansiedad y la desesperación llegaron con el medio tiempo, el pensamiento en que la definición del campeonato podía darse por la vía de los penales, no auguraba nada bueno para los cementeros, que seguro recordaban las derrotas contra América, Toluca y Boca Juniors en esta instancia. El punto de inflexión en el juego llegó cuando Juan Reynoso, técnico del Cruz Azul, realizó dos cambios al medio tiempo que resultaron providenciales: sacó del campo a Roberto Alvarado y Orbelín Pineda, para dar entrada a Yoshimar Yotún y a Santiago Giménez. La dinámica de juego cambio, las nuevas piezas de la Máquina engranaron en el campo; primero fue Santi Giménez que le ganó un mano a mano al portero Acevedo pero no tuvo ángulo de disparo. Cruz Azul amenazaba, y en la siguiente oportunidad no perdonaría, en un certero contragolpe “Cabecita” Rodríguez le ganó la salida al cancerbero santista y definió para hacer explotar las gradas. De nuevo recuperaron la ventaja en el marcador, transcurría el encuentro y los cementeros tenían las más claras de gol, pero el equipo santista nunca bajó los brazos. Al minuto 85 un remate de Torres apenas pasó arriba del travesaño, se agregaron cinco minutos adicionales y el drama no parecía tener fin. Eran minutos de agonía para la Máquina, que pasaban como un suspiro para los de Torreón. En el minuto 93 el portero Acevedo fue a rematar un tiro de esquina y la historia de 2013 amenazaba con repetirse, cuando Moisés Muñoz remató de palomita y logró el gol del empate. El balón llegó lentamente al área chica, Jesús Corona decidió lanzarse y atrapar con ambas manos. El tiempo parecía congelarse mientras se colgaba del esférico y caía al pasto. Los fantasmas no llegaron a la cita. Tras una pelota dividida entre “Chaquito” Giménez y Dória, se encendieron los ánimos y llegó la bronca a la cancha del Estadio Azteca, era el último ingrediente para una final histórica para la Máquina. En el minuto 99:50 llegó el silbatazo de Fernando Hernández y por fin, 23 años después, Cruz Azul obtuvo la ansiada novena copa, la que rompe la maldición, con la que pone fin al “Subcampeonísimo” y regresa el alma y la alegría a la grada cementera que no bajó los brazos, que apoyó hasta el final y celebró con todo el momento en que Jesús Corona y el “Cata” Domínguez alzaron el trofeo en todo lo alto. Como dato adicional, el partido de vuelta que definió el torneo Guardianes 2021 fue la final más vista de los últimos cuatro años; de acuerdo a los datos de Nielsen IBOPE, siete millones 974 mil personas vieron el encuentro. Este 2021, un año atípico por la pandemia de COVID-19, será recordado a nivel internacional por equipos que terminaron con largas sequías y finalizaron como campeones en sus respectivas ligas. El Atlético de Madrid levantó el trofeo de La Liga y rompió siete años de dominio del Real Madrid y Barcelona. En Escocia, el Rangers se coronó después de 10 años y terminó con la marcada hegemonía del Celtic. En Francia se dio uno de los casos más notables, cuando el Lille logró el campeonato y puso fin al dominio del PSG, que terminó este año futbolístico sin Champions y sin trofeo de liga. Los equipos que más tardaron en terminar con sus “maldiciones” fueron el Sporting, campeón de Portugal tras 19 años, y el Inter de Milán, quien conquistó el Scudetto de la Serie A tras 11 años en la sombra. Apuntes en tiempo extraHoy la portada del suplemento Cancha del periódico Reforma da cuenta de un dato interesante: si la selección mexicana gana la “Liga de Naciones de Concacaf” -certamen que debuta con la participación de México, Estados Unidos, Honduras y Costa Rica,- y levanta la Copa Oro, podría darle al Tri los puntos suficientes en el Ranking FIFA para ser cabeza de serie en el Sorteo del Mundial Qatar 2022. Esto implica una mayor posibilidad de evitar desde la primera fase jugar contra equipos “grandes”, los siempre favoritos a ganar el título como Alemania, Brasil, Francia o España; terminar como primero de grupo y, con suerte, enfrentar a un rival más accesible en los octavos de final. En España, tras la salida de Zinedine Zidane del Real Madrid, se anunció el regreso de Carlo Ancelotti por tres temporadas, quien ya dirigió a los merengues de 2013 a 2015 y le dio al madridismo una Liga de Campeones (que obtuvo a costas del Atlético de Madrid) y la Copa de España. El palmarés que dejo “Zizou” en el Real Madrid, en dos ocasiones como entrenador, es de tres Champions League, dos campeonatos de liga, dos del Mundial de Clubes, dos supercopas de Europa y dos Supercopas de España. ¡Vaya reto para “Carletto”!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Favorecen a niñas, niños y adolescentes tijuanenses en prevención de adicciones con el programa DARE│

Siguiente historia

Votar para que criminales no sean los ganadores en estas elecciones: Abogados │

Latest from Deportes

PALCO VIP

Por: Carlos A. Vences Espíndola Juegos agridulces Con una tradición que se

A %d blogueros les gusta esto: