¡De Araceli Brown mejor ni hablemos! │

3 mins read

—Miles de ciudadanos americanos se aglomeran en Rosarito por desenfrenado festival “Baja Beach Fest»

— Mientras las autoridades americanas niegan el paso a compatriotas para contener la propagación del covid, Baja California esta de puertas abiertas

Por Rodrigo Medeles
#NDTInforma │

Mientras el mundo continúa luchando con la tercera ola de covid19 y nuestros vecinos de California ponen a prueba su sistema de salud por las afectaciones del virus, miles de ciudadanos americanos cruzan la frontera para atascarse de cerveza y licor en el desenfrenado festival “Baja Beach Fest».

Poco o nada le importa a la alcaldesa reelecta de Playas de Rosarito, Araceli Brown Figueredo que sus rosaritenses vulnerables vayan a ser los más afectados por las malas decisiones que ha tomado al convertirse en títere sin cabeza de los que manejan los hilos económicos de Baja California.

La alcaldesa pone a prueba la estulticia para ver si en estos momentos le saca más provecho y con ello le hace un daño mayor a los rosaritenses que impávidos observan como la “compa” del gobernador dio el visto bueno para un festival que de paso hay que mencionar que dejará un aproximado de mil millones de pesos en derrama económica.

“No hay que ser envidiosos (…) estoy leyendo comentarios que se ven llenos de envidia… No está bien ser envidiosos, a la gente le encanta criticar”, dijo la alcaldesa de Rosarito en un tono cargado de mediocridad.

Esto a pesar de que Baja California recién retrocedió en el semáforo epidemiológico y hoy, después de estar en verde, pasamos a un amarillo con tendencia al rojo.

Chamaqueada, Araceli cree que las culpas por afectaciones a la salud se repartirán equitativamente con Alonso Pérez Rico, otro orate que utiliza su tiempo en las mañaneras para pedir que los bajacalifornianos se cuiden del covid, y por debajo de la mesa aprueba la aglomeración de miles de personas.

La alcaldesa de Rosarito deberá cargar con la responsabilidad de sacar adelante a todos y cada uno de sus gobernados afectados por un maldito virus al que deliberadamente ignoran por la maldita ambición de embolsarse millones de pesos antes de pensar claramente en el bienestar y la salud social de sus gobernados.

A pesar de que este sábado circulan decenas de videos que muestran cómo se incumplió con las medidas sanitarias del “Baja Beach Fest” en Rosarito, este sábado el gobernador Jaime Bonilla Valdez amenazó con suspender el festival si no espetan el protocolo…

¡Muchos piensan irónicamente que lo suspenderá el lunes próximo!

¡Ah!, sería bueno que la alcaldesa de Tijuana Karla Ruiz Macfarland analizara si vale la pena llevar a cabo la Feria Tijuana 2021, ya que como reza he dicho, “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Desactiva FGE a célula criminal dedicada al secuestro de transportistas en Tijuana │

Siguiente historia

Retoma mesas de trabajo con la CESPT el diputado Julio César Vázquez Castillo │

Latest from Opinión

A %d blogueros les gusta esto: