Mando de la Policía de Tijuana arresta a periodista de Punto Norte |

6 mins read

Durante una cobertura periodística, Aimee Melo, periodista gráfica de PUNTO NORTE fue amenazada, retenida y violentada en su privacidad por un grupo de policías municipales, bajo las órdenes de Jesús Ernesto Ríos Noriega, quien se identificó como comandante regional de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal de Tijuana.


Durante el tiempo que la periodista fue esposada con las manos en la espalda, otro de los oficiales la despojó de su teléfono celular.


Jesús Ernesto Ríos Noriega, en reiteradas ocasiones, ofreció a la colaboradora de PUNTO NORTE dejarla en libertad y no trasladarla ante un juez, a cambio de que eliminara las fotografías que había documentado momentos antes, en las que aseguraba había sido retratado.


Los hechos sucedieron el jueves 30 de septiembre a las 9:20 de la noche, cuando la fotoperiodista llegó a las instalaciones de la Cruz Roja, en la colonia Los Santos.


Esto luego de que su editora le asignara la cobertura periodística de tres personas intoxicadas presuntamente por drogas y las cuales fueron identificadas como policías comerciales, quienes habían llegados a la clínica.


Al encontrarse en el lugar, desde la vía pública y con una distancia de varios metros, la reportera realizó las primeras tomas con su cámara a las instalaciones del hospital y a las unidades de emergencia que se encontraban sobre la banqueta.


Desde lo lejos, el uniformado Jesús Ernesto Ríos Noriega se le acercó a la fotoperiodista para ordenarle que se retirara y cuestionarle el por qué le tomaba fotos a su persona.


Tras identificarse como prensa, intentar explicar que se encontraba desempeñando una labor periodística sin intervenir al debido proceso y sin tomar imágenes específicamente de él, el oficial de la Policía Municipal le ordenó nuevamente que se fuera del lugar o sería arrestada, evitando en ese momento el libre ejercicio de la libertad de prensa.


Cabe mencionar que los oficiales no se encontraban realizando ninguna labor policial en ese momento relacionada con un operativo, detención o revisión a una persona. Tampoco había acordonamientos ni señalamientos sobre la calle ni banqueta que delimitaran el ejercicio periodístico.


De igual forma, la fotoperiodista desconocía los nombres y cargos de los agentes que se encontraban en el lugar.
Momentos después, por petición del mando policiaco, varios agentes se acercaron a la periodista.


Al verse rodeada y bajo la advertencia de ser detenida, utilizó su teléfono celular para realizar una llamada a la dirección de Punto Norte e informar de lo sucedido.


Durante la llamada telefónica, Aimee Melo tomó una última fotografía para documentar los hechos y a los policías quienes se acercaban a ella, lo que provocó que Jesús Ernesto Ríos Noriega con su mano derecha empujara con fuerza la cámara, coaccionando nuevamente la labor de recabar información con fines periodísticos.


Posteriormente, la periodista fue sometida mediante el uso de fuerza por parte de al menos dos oficiales de la Policía Municipal, identificadas como Diana Sandoval y Karla Vanesa Maldonado González, esta última adscrita a la Dirección de Inteligencia de la misma corporación.


La reportera de PUNTO NORTE fue inmovilizada con esposas de metal con las manos hacia la espalda, despojada de su teléfono móvil para ser llevada por su propio pie a varios metros hasta el otro lado de la calle, frente a un auto lavado. En ese otro lugar, el mando policiaco le insistió que borrara las fotos de su cámara.


Al encontrarse esposada, uno de los agentes que portaba un pasamontañas tomó sin su consentimiento el teléfono celular para apagarlo, por lo que los compañeros periodistas ya no pudieron comunicarse con ella.


Un directivo de PUNTO NORTE se trasladó al lugar, quien encontró aun retenida a la fotoperiodista y al mando justificando su actuar por el hecho de haber observado a la reportara haber tomado fotografías a su persona.


Finalmente, el comandante advirtió que “daría la atención” para no continuar con el arresto, por lo que Aimee Melo se pudo retirar del lugar en compañía de sus compañeros que acudieron hasta el sitio.


PUNTO NORTE condena enérgicamente los actos de intimidación, censura, violación a la privacidad, y privación de la libertad que sufrió uno de sus integrantes, y los cuales podrían constituir diversos delitos.


PUNTO NORTE es un medio de comunicación integrado por periodistas que desempeñan profesionalmente su labor, siempre con respeto hacia el trabajo de los agentes de seguridad y los protocolos oficiales.


Se hace un llamado a que las autoridades para que determinen lo que a derecho corresponda y no solo eviten actos de molestia y arrestos a miembros de la prensa, sino que garanticen el libre ejercicio de nuestra labor y la libertad de tránsito, así como de expresión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previa

Delincuente desarma y lesiona a policía municipal en asalto │

Siguiente historia

Iván Carpio, el próximo secretario de seguridad con Marina del Pilar │

Latest from Noticias

A %d blogueros les gusta esto: