¿Corrupción detrás de los permisos de construcción de Grupo Melo?

3 mins read

El predio donde la constructora edifica el frac. Valle del Pedregal es parte de la denuncia por despojo furtivo presentada en diciembre del 2015 contra el polémico grupo constructor

Por: @Rodrigo Medeles.
Tijuana, 13 Feb. 2018 (NDT).-  De acuerdo con la averiguación previa AP/2886/15/203 que obra en los archivos de la Agencia Especializada Contra Delitos Patrimoniales de la ciudad de Tijuana. En diciembre del 2015 José Luis Serrano Quintero, denunció ante la Agencia del Ministerio Público la invasión y daños de ruptura de cerco perimetral, perforación y cortes al terreno con maquinaria pesada que presuntos trabajadores del Grupo Melo realizaron en su propiedad denominada como “Aguaje de la Tuna” mejor conocido como Valle del Pedregal, “el fraccionamiento que derrumbó las casas de Lomas del Rubí”.
La denuncia fue tipificada y turnada a delitos patrimoniales como “despojo y daños en propiedad ajena” y que de acuerdo a la ley, esto es causa de impedimento para otorgar permisos para construir dentro del predio en mención. Sin embargo, esto fue ignorado por el gobierno de Astiazarán y los permisos para construir Valle del Pedregal fueron aprobados por el entonces secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, Roberto Sánchez Martínez hombre de todas las confianzas de Bernardo Padilla y Jorge Astiazarán.
La solicitud que presentó Serrano Quintero, el 28 de junio del 2017 ante la Agencia de Delitos Patrimoniales donde solicitaba le asignaran fecha para aportar pruebas fehacientes a la denuncia por despojo que continúa vigente y sin prosperar debido a la corrupción descarada de grupo Astiazarán, Padilla y Sánchez viciaron al final de su desgobierno todo los procedimientos legales con la finalidad para hincharse de billetes otorgando permisos a diestra y siniestra sin importarles consecuencias tan graves como las que ocurrieron en Lomas del Rubí.
Resulta ofensivo, además indigna la postura de “buena gente” que asumió Grupo Melo cuando se deslindó de responsabilidades con las familias afectadas del Rubí y aclaró que ayudará por compromiso moral como buenos samaritanos. En definitiva, las declaraciones del ahora diputado Bernardo Padilla, en torno a que el municipio debe revisar todas las obras del grupo inmobiliario en mención, ya que estas presentan problemas recurrentes y malos antecedentes en los fraccionamientos terminados deben ser tomadas en cuenta; ¡por algo lo asegura!..

Acerca del autor/editor

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.