Erradicar el embarazo en niñas de 14 años y menos. Este objetivo, junto con reducir al 50% la tasa de fecundidad entre las adolescentes de 15 a 19 años, son los dos que se plantea la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA).

La ENAPEA es la respuesta intersectorial de México para hacerle frente al embarazo en niñas y adolescentes, un problema que afecta no sólo a quienes lo padecen directamente, sino a la sociedad en su conjunto.

De acuerdo con datos presentados en conferencia de prensa por los titulares de la Secretaría de Salud, doctor José Narro Robles; y del Consejo Nacional de Población, Mtra. Patricia Chemor, durante 2016 en México, 42.1% de los nacimientos en México fueron de madres de entre 10 y 17 años de edad. Según cifras Al rededor del 45% de las mujeres de 15 a 19 años no utilizó métodos anticonceptivos en su primera relación sexual, lo que refleja la falta de información

Este panorama refleja la importancia de implementar acciones para hacerle frente a este fenómeno multifactorial, en el que influyen aspectos como el acceso a consejería, métodos anticonceptivos y servicios de salud; la falta de información, el contexto familiar y social y la violencia, traducida a través del abuso psicológico y sexual.

Ya que el embarazo en la adolescencia es un complejo, requiere de un abordaje desde la óptica de los derechos humanos, con componentes intersectoriales como la salud y la educación, como se ha establecido en la ENAPEA, implementada desde 2015.

/cms/uploads/image/file/394761/180418_CONFE_EMBARAZO_ADOLESCENTE_PINOS_10.jpg

Algunos de los resultados de esta estrategia han sido un aumento en los Servicios Amigables para adolescentes, los cuales pasaron de 1,095 en 2012 a 2,140 en 2017, alcanzando que 76.3% de los municipios cuenten con un servicio amigable o un centro de Atención Rural para Adolescentes.

Adicionalmente, durante 2016, los nacimientos en niñas de 14 años y menos y en adolescentes de 15 a 19 años, disminuyeron 13%, en comparación con 2014.